guia

Una Guía de Cata de Vinos

Cómo catar vino como un profesional

Annette Alvarez-Peters
Assistant Vice President Vinos y Licores Costco Wholesale

Recibo numerosas preguntas en la degustación de vinos en grupo. ¿Qué estoy oliendo? ¿Qué estoy probando? ¿Cuál es este sabor? La degustación de vinos como cualquier otra especialidad requiere de práctica. Unos simples consejos y guías pueden ayudarte a ser un mejor catador de todo tipo vinos. Las catas de vino son ejercicios educativos y pueden llegar a ser muy divertidos. En primer lugar, puedes estar seguro de que una cata no tiene que ser una experiencia desalentadora. Es bastante fácil evaluar el vino. Aquí hay cinco pasos básicos para ayudarte en tu camino de catador profesional. Necesitarás algunas copas, vino, tus sentidos, un bloc de notas y tal vez un amigo o dos.

 

Primer Paso: Preparación.

Antes de que empieces tu degustación, evita cualquier alimento de sabor fuerte o bebidas (café, refrescos, pastillas de menta) que pueden fatigar las papilas gustativas. Además, lo mejor es evitar el uso de perfumes que puedan dominar los aromas de los vinos. Una buena iluminación y fondos blancos, por ejemplo una hoja de papel blanca de fondo puede ser una solución simple que te proporcionará un juicio visual más preciso.

Sirve únicamente un tercio de la copa; esto permite agitar libremente tu copa sin derramar el vino. Al agitar el vino lo expones al oxígeno, esto permite percibir aromas y sabores. Sostén la copa por el tallo con el pulgar y el índice, la copa no se debe de tomar del cáliz ya que puedes afectar la temperatura del vino y también puedes quitar visibilidad debido a las huellas dactilares

guia

 

Paso Dos: Examen Visual.

Empieza con la apariencia del vino. Levanta la copa en un ángulo contra un fondo blanco. El color puede decir mucho acerca de un vino. Un vino blanco con color pálido puede indicar que el vino es refrescante y estuvo procesado en tanques de acero inoxidable. Un color profundo dorado puede indicar que el vino es de una añada más antigua o tuvo más añejamiento en barricas de roble. Un tinto joven puede tener profundas tonalidades de color púrpura oscuro, mientras que un tinto más añejo se enfrenta a un color granate o atejado.

 

Paso Tres: Examen Olfativo.

Después da una buena aspiración tomando el tallo y manteniendo la base de la copa en la superficie de la mesa coloca tu nariz en la copa y realiza un par de respiraciones profundas. La idea es identificar las características del fruto (por ejemplo frutas rojas o negras) y otros elementos como tierra (suelos u hongos), vegetales (hierbas o verduras verdes), frutos secos (almendras o nueces) y la influencia de la madera (vainilla, coco, tostados o especies). Si el vino está defectuoso tu nariz detectará aromas como esmalte de uñas o vinagre, indicadores de que el vino no está en condiciones óptimas.

 

Paso Cuatro: Cata Gustativa.

Lo que sigue es la recompensa y la herramienta de evaluación más importante: ahora sí estás listo para probar el vino. Deja que el vino llegue a todas las áreas de tu boca: los elementos de sabor dulce, salado , amargo y agrio se centran en diferentes áreas del paladar. El objetivo es evaluar los niveles de acidez, taninos, cuerpo y sabores. La acidez se siente en los lados de la lengua y boca. Los taninos proviene de las pieles, pepitas y barrica. Los taninos aportan astringencia al vino y la sensación que te darán será secar tu boca.

Guía Será un buen ejercicio tratar de contestar las siguientes preguntas:

  • ¿Los sabores corresponden a los aromas evaluados anteriormente?
  • ¿Qué tanto cuerpo en tu boca tiene este vino que estás probando?
  • ¿Los sabores desaparecen rápidamente o permanecen en la boca?

 

Paso Cinco: Impresión general.

Por último ¿Cuál que es tu impresión general del vino? Los componentes que identificaste como acidez, taninos, sabores ¿están en balance? ¿Alguno domina a los demás? ¿Está ahí alguna sensación general de la riqueza o delicadeza? ¿Puedes detectar la calidad? Muchas preguntas pueden surgir, pero si sigues estos sencillos pasos y te acostumbras a tomar notas tus habilidades de cata mejorarán rápidamente y seguramente catar vinos se volverá una pasión. ¡Salud!